informaValencia.com

Relato

Escúchame Luna

Escrito por informaValencia1 01-03-2016 en Cultura. Comentarios (0)

Pedro Hermosilla / Benditas-malditas letras

Escúchame Luna,

que soy el duende que ladra
con voz cascada y perruna.

Escúchame Luna,
que tengo en mi mente clavados
sus ojos verde aceituna.

Luna, escúchame:
que tengo mi alma anudada a la suya
como un  macramé.

Escúchame río,
que soy, como tú, un torrente que corre
tras sus amoríos.

Escuchadme los vientos,
que llenáis los huecos con aires movidos
de sentimientos.

Escucha Luna, escucha río,
escucha viento a este duende;
que ladra, perruno, su amor
…y se arrepiente.

@pherza71


La taberna del tuerto

Escrito por informaValencia1 23-02-2016 en Cultura. Comentarios (0)

Pedro Hermosilla


Se consume el último velón
en la “Taberna del Tuerto”,
las almas están ausentes
hospedadas cada una en un sueño:
islas con tesoros, abordajes,
profundidades…antiguos pecios.

Sueños que boquean en una realidad
de alquitrán en las manos,
de estibar y de astilleros.

Quedan sobre las mesas,
borrachos de ron, los cuerpos.

La luz del velón va muriendo sobre la barra del bar.

Allá a lo lejos los montes, sin dolor,
van pariendo un nuevo día;
y con él, un nuevo Sol.

Sol que envía sus rayos a colarse por un aire,
somnoliento, derrotado y embriagado de licor.

Rayos de luz que sortean cortinas hechas harapos,
silenciosos y tenues, como pidiendo perdón.

Todo por no despertarlos.


@pherza71

Por fuera, por dentro

Escrito por informaValencia1 23-02-2016 en Cultura. Comentarios (0)

Pedro Hermosilla


Por fuera
se amontonan pidiendo paso, tras los inviernos, las primaveras.

Tierra que puebla el resto, los demás, los otros...
los que clavan en cruces a sus dioses:
peligrosos.

Vivir quejando, llorando, gritando, sufriendo...plañideros de sí mismos:
apóstoles del miedo.

Por fuera,
tus ideas son tus alas; sus cabezas...su abismo.

Por fuera,
hacer de las piedras de sus muros adoquines de tu acera.


Por dentro
se pelean los buenos y los malos pensamientos
en una refriega, sin tregua, sin cuartel, sin prisioneros…

La conciencia no vale, no quiere hacer de juez:
cobarde.

Los deseos , que no son más que proyectos de aplazadas emociones,
cumplen con su  papel: ejercen de viveros
de las desilusiones.

La vida se me vive como un círculo cuadrado.

Yo solo a yo me tengo
quiero viajar a mí…dentro…más dentro.

@pherza71

Si he de hacerlo, lo haré (Parte cinco y última)

Escrito por informaValencia1 31-01-2016 en Cultura. Comentarios (0)

Pedro Hermosilla

No veo el momento de llegar a casa y ponerme a bucear en “Google Nuestro Señor” para ver si encuentro algo. Tecleo IBLISHAITAN, resultado: “No se ha encontrado ningún resultado para IBLISHAITAN”. Pero sin embargo me recomiendan buscar por un lado “Iblis” y por otro “Shaitán” y Santa Wikipedia me aclara que:

”La palabra Iblis deriva de la raíz árabe balasa, que significa "el desesperado"; de ese modo, el significado linguístico de Iblis sería "el/lo que causa desesperación".

Shaitán o Satán (شيطان, de la raíz šṭn ش-ط-ن) es a la vez nombre y adjetivo. Como nombre significa "travieso" y como adjetivo, "el que se enfrenta", "el que se opone" o "diablo". En la cultura popular islámica, Shaitán se traduce frecuentemente como "el demonio", pero puede referirse a cualquiera de los seres que se rebelaron contra Alá. Su significado equivale a la palabra española Satán”.


Doy un respingo en la silla como primera fase del proceso de acojonamiento galopante que está a punto de pasar de mis ojos a mi cerebro, y a través de él, al resto de mi cuerpo. Pero mi cerebro, que se ha hecho analítico a base de “Pensar en no pensar” cuando me toca actuar y de “Pensar solo en pensar” cuando preparo mis faenas, lanza su propia teoría:”Este pavo es un tío listo y se ha puesto el nombrecito de manera que sea fácil descifrarlo hasta por palurdos superlativos como yo.

El toque diabólico acojona a los supersticiosos de los  moritos -uno de los clanes- y de los colombianos –otro-…no sé cómo ha conseguido acojonar a los del este que esos no le temen a nada ni a nadie, los bloquea y los vuelve más idiotas de lo que en realidad son. Pero tú Miguel, o sea yo, no crees en esas milongas de santos ni de diablos y solo crees en el cielo los días no que llueve… si las nubes te lo permiten ver.  Vas a hacerle morder el polvo al listillo ese que va de maligno y meterle sus propios cuernos y su propio rabo, si es que los tiene, por las calderas del infierno de su trasero sulfuroso.”

Mi cerebro me ha convencido una vez más y, más tranquilo, me dispongo a apagar el ordenador para dejarme caer en los brazos de otro dios, Morfeo, que me bendiga y me permita descansar antes de que mañana me disponga a rastrear mis soplones de los bajos fondos  para averiguar quién leches es ese Isis, o Satán, o la madre que lo parió, y cazarlo como a un conejo; cobrar y a otra cosa mariposa.

Antes de darle a la tecla de apagado del portátil suena la musiquilla de aviso de mi correo…

Correo de: IBLISHAITÁN

Para: Miguel yo

Asunto: Aquí te espero

Mensaje: Bienvenido al Infierno.

Tiene un archivo adjunto que paso a abrir, esta vez con mucho, muchísimo miedo. Ni cerebro analítico ni hostias, ahora estoy verdaderamente acojonado…es un video: La Marcha Fúnebre de Chopin interpretada por un Freddy rejuvenecido como jamás lo había visto. Yo creí que él había ya nacido viejo, arrugado y con lamparones. La música va haciéndose más rápida… más salvaje, y al piano de un Freddy cuyo aspecto va haciéndose más juvenil y a la vez maléfico se añaden guitarras eléctricas y percusiones. Poco a poco la melodía de Chopin va convirtiéndose en un rock duro y agresivo. Los negros lamparones de la chaqueta verde de Freddy cubren toda su vestimenta que ahora brilla en cuero negro, como brilla su frente de sudor, como su brillan sus ojos blancos como la nieve cuando el video me acerca su cara a mi pantalla. Canta como un poseso Highway to Hell de los AC/DC mirándome con sus ojos vacíos y señalándome con un dedo largo y huesudo de pianista.

… Hey Satan, payed my dues

Playing in a rocking band

Hey Momma, look at me

I'm on my way to the promised land

Si he de hacerlo, lo haré (Parte cuatro)

Escrito por informaValencia1 29-01-2016 en Cultura. Comentarios (0)

Pedro Hermosilla/Relato

El barman me mira desde su trinchera en busca de que confirme el pedido de Sito. Niego. Me señala la cafetera mugrosa, recia, estridente y poderosa como una locomotora. Asiento.

-Tío, Migue, estamos otra vez en la brecha. No sabes que faena que nos han encargao, ni siquiera te puedes imaginar quiénes. Podemos sacar un pastón, están desesperados, semos el último  clavo ardiendo al que se pueden agarrar, están todos acojononaos, Migue, ¡todossss!

Aguanto estoicamente la verborrea  y los perdigonazos de saliva con metralla que salen a borbotones  desde su inusualmente sonriente boca a mi habitualmente impasible jeta, atropellándose unos a otros como un ejército de marujas el primer día de rebajas. Espero mientras Rote me sirve mi jarra de café a que Sito se desfonde…no está acostumbrado a hablar tanto y tan seguido. Efectivamente, no tarda en hacerlo.

-Sito, explícame todo eso que me acabas de decir…pero despacito...que yo te entienda: corta y al pié, como los equipos de Guardiola. ¿Me  pillas?

- ¡Los tres! Los tres capos de la ciudad. Los tres me llamaron  a la vez, tío. Llevan toda la vida matándose entre ellos, pisándose la manguera unos a otros y me los veo a todos juntitos con cara de velorio. Creí que me iban a facturar, Migue, creí que me iban a pegar uno entre las cejas y dejarme más tieso que la mojama. Y no, compare, resurta que ha llegado un nota a la ciudad que les está jodiendo las lentejas a los tres. Uno dicen que es… y no pueden con él entre los tres. Los muy mariconazos inútiles con sus muy mariconazos inútiles sicarios no pueden con un solo tío. Les está jodiendo todo el negocio del abastecimiento y el reparto de la “blanca”. Se está cargando a sus mulas, y a sus camellos, y  a sus  matones: los factura  uno a uno sin que hasta ahora hayan podido tocarle ni un pelo. No se sabe nada de él…o ella. Nadie lo conoce, ni siquiera, que sepamos, tiene ningún contacto en la ciudad lo han olisqueao todo y no han encontrao nasty de plasty. Trabaja solo. Pan comido para ti, compare. Uno y solo. Les está poniendo el pijama de pino… y encima firma sus obras de arte, los  manda al otro barrio con las letras…a ver que lo mire…-saca un papel arrugado del bolsillo de atrás de sus desgastados tejanos de pitillo- IBLISHAITÁN, que no sé qué carajo quiere decir escribido con una cuchilla o argo parecido en el pecho.

Le agarro el papel arrugado y mugriento de sus manos y va a parar a mi bolsillo. Sito sigue con su cháchara, está hablando esta noche más que en los ocho años que lo conozco. Ya me interesa poco o nada lo que pueda añadir. Iblishaitán…iblishaitán…¿Qué cojones querrá decir eso? Es el hilo del que tengo que tirar, de eso estoy seguro. Mientras Sito sigue hablando, cada vez lo oigo más distante y su atimbrada voz de pito se va confundiendo con el resto de conversaciones del Rote´s…

- Trescientos mil pavos, cien mil a cada uno de esos jodidos inútiles les vamos a sacar. Doscientos para ti, cien para mí…

Lo último que oigo antes de levantarme de la silla  y dejarlo con la palabra en la boca. No me sorprende lo mal que maneja las matemáticas y los porcentajes, no me sorprende siempre que el error sea a su favor, lo que me sorprende es que intente colármela en cada trabajito y que no escarmiente, porque siempre le sale el tiro por la culata.
   
- El veinte por ciento de trescientos mil mortadelos es sesenta mil, cafre, por lo tanto serán doscientos cuarenta y un mil para el que te habla y cincuenta y nueve mil para ti, rata tramposa…te cobro mil por la lección de matemática aplicada. Si no estás de acuerdo sales tú a las calles a cazar al  Iblissainete ese de los cojones o como mierdas se llame el loco ese de las cuchillas y de las firmitas.