informaValencia.com

OPINIÓN

Nadie se entiende con nadie

Escrito por informaValencia1 29-02-2016 en OPINIÓN. Comentarios (0)

Enrqiue Arias Vega / A CONTRACORRIENTE

Al día siguiente de las últimas elecciones, los partidos dijeron al unísono frases de este tenor: “Los resultados muestran la pluralidad de nuestra sociedad”, “los electores nos acaban de pedir a los políticos que dialoguemos unos con otros”, “lo que los ciudadanos quieren es que nos entendamos”, “es la hora de los pactos y no la de las exclusiones”, etcétera, etcétera.

Pues bien: están haciendo justamente lo contrario.

Pedro Sánchez no quiere ni hablar con Mariano Rajoy, quien hasta le negó la mano cuando no les quedó más remedio que verse. Podemos rompe con el PSOE en cuanto éste pacta con Ciudadanos. Los de Albert Rivera, aun siendo los más dialogantes, también exhiben sus líneas rojas, que es como ahora se denomina a la intolerancia. Unos y otros, más que de establecer acuerdos, mirando hacia adelante, hablan de cómo excluir a los demás, llámense PP, Podemos o Rita la cantaora (y no me refiero precisamente a la Barberá).

O sea, que los españoles han pedido a los políticos moderación, diálogo y consenso, según reconocen todos ellos, y nuestros presuntos representantes se lo pasan por el arco de triunfo.

En otros países ese diálogo, esos pactos y esos acuerdos se dan por descontados; pertenecen al ADN de los políticos. En Alemania, el Partido Liberal ha apoyado alternativamente a democristianos y a socialistas para poder configurar gobiernos estables, sin necesidad de alinearse siempre con uno de ellos frente al otro. Es lo mismo que han hecho en Gran Bretaña los socialdemócratas, pactando ora con los conservadores, ora con los laboristas.  Y, eso, aun sabiendo el coste electoral que iba a suponerles a ambos esa ingrata tarea de intermediación.

Aquí, al parecer, las cosas no van por ese lado y todos parecen anteponer los intereses partidistas a los de los ciudadanos que dicen representar y defender.

Como eso siga así, podemos seguir sin Gobierno para rato. En esa circunstancia, habría que confiar en el fallecido periodista italiano Indro Montanelli, acostumbrado a la ingobernabilidad de su país a finales del siglo pasado: “Cuando a Italia le va mejor es tras la caída de un Gobierno y antes de que otro lo sustituya”, decía.

Pues sí: visto el enconamiento de unos y otros, el que se prolongase aquí la presente interinidad quizás fuese lo mejor que nos podría suceder a los sufridos ciudadanos españoles.

@EnriqueAriasVeg

Política y Universidad

Escrito por informaValencia1 29-02-2016 en OPINIÓN. Comentarios (0)

Juan Enrique Daroqui / Economista

A la espera de ver el color de la fumata que ha de salir del congreso de los diputados esta semana (que creo que va a ser un color bastante oscuro), quiero comentar una noticia que apareció en los medios el dieciocho de este mes y que es terrorífica, y decía que “La Universidad de Texas, en EEUU, autoriza las armas de fuego en sus clases”.
¡Se han vuelto locos definitivamente estos republicanos!.

¿Alguien se imagina a estudiantes paseando por Blasco Ibáñez o por Taronjers con una Colt bajo la cazadora?. ¿Os imagináis a los alumnos de medicina con una Glock bajo sus batas blancas?.

Las Universidades son los centros del conocimiento y de la educación, y ambos conceptos están reñidos con el uso o porte de las armas. En las Universidades se aprende, se investiga, se difunden ideas. No se va por ahí como si fuera un pueblo del lejano oeste.

Lógicamente el rector de la Universidad, William McRaven, un exmilitar que comandó la operación en la que murió Osama Bin Laden, o sea experto en armas dijo que  "Las armas no tienen lugar en una institución de enseñanza superior cuya misión investigativa y educativa se basa en el debate y la libertad de expresión". De cajón.

Steven Weinberg, premio Nobel de física en 1979 y profesor de la universidad dijo que prohibirá la entrada a sus clases a estudiantes armados, por su propia seguridad y la del resto de alumnos. La gran mayoría de la comunidad universitaria se ha opuesto a la norma.

Yo, desde luego, no mandaría a mis hijos a una universidad donde se pudiera llevar armas. Ni siquiera iría si me invitaran a dar una conferencia.

Y es que debería haber organismos o instituciones donde los políticos no pudieran meter la zarpa. Como en las zonas libre de humos, deberían haber espacios libres de políticos.

¿Será consciente el mundo de lo que le puede pasar si llega Donald Trump a la casa blanca?.

@Rutiguer_JED

Los límites de la amistad

Escrito por informaValencia1 25-02-2016 en OPINIÓN. Comentarios (0)

Jose Segura / FILOSOFÍA IMPURA


La amistad resulta difícil de mantener. Cada amigo acaba poniendo siempre límites a la amistad del otro. De muchas maneras. Esgrimiendo un poder que no se debería emplear; a través del chantaje emocional; o, simplemente, protestando ante una libertad que entre amigos no debería tener límites.

La verdadera amistad acaba siendo una utopía salpicada frecuentemente por pequeños o grandes disgustos, generalmente causados por la discrepancia. Máxime, cuando entre los amigos se dan diferencias de cualquier índole que llegan a provocar, incluso, situaciones irresolubles.

Por eso, la amistad debe sustentarse absolutamente en la tolerancia, en la generosidad y en la convivencia. Tolerancia para permitir que el otro se manifieste como le venga en gana, sin por ello poner en peligro los lazos del aprecio. Generosidad para acudir en ayuda del otro sin que este se sienta ni ofendido ni menospreciado. Convivencia –la más difícil de las condiciones- para coexistir con la imprescindible tolerancia y la voluntaria generosidad. Entre amigos, todo debería valer.

No en balde, en un país tan reacio a la auténtica amistad como el nuestro, tuvo que ser una campaña publicitaria de jeans, la que en los primeros años de la transición nos recordara la base de la convivencia con un eslogan que causó un gran impacto al recordarnos la base de la filosofía de Epicuro, el gran hedonista, el estudioso de la amistad: “Vive y deja vivir”.

Y hablando de Epicuro, no está de más la cita filosófica de esta semana, que para muchos resultará absolutamente impura: “Los miembros del Jardín cultivaban la generosidad y la amistad recíprocas, celebrando festejos los días 20 de cada mes, en honor del nacimiento de su maestro. Las comidas en común y las celebraciones tenían lugar siempre según los principios de la escuela, es decir, con una gran moderación. A diferencia de la práctica totalidad de escuelas filosóficas, tanto antiguas como posteriores, en el Jardín se admitían toda clase de personas, independientemente de su sexo, condición o clase social”. (Mi agradecimiento a Jordi Puigdomènech, autor de “Epicuro, una filosofía de la amistad”, de donde he seleccionado literalmente el párrafo que cito)

En este sentido, informaValencia.com es como el Jardin de Epicuro en el que convivimos, con nuestras muy diferentes opiniones, diversos columnistas cada uno o una de su padre y su madre. Algunos somos realmente amigos, al menos eso creo. Y que de vez en cuando salten chispazos –siempre relacionados con la libertad de expresión- parece de lo más normal. Lo importante es que siempre se superen los rifirrafes ¿no?


Twitter @jsegurasuarez

¿Nos equivocamos el 20-D?

Escrito por informaValencia1 24-02-2016 en OPINIÓN. Comentarios (0)

Juan Enrique Daroqui / Economista

Bueno, ya tenemos pactito de investidura, pero bastante corto. Después de oír a los portavoces del PP y de Podemos, la investidura de Pedro Sánchez tiene menos futuro que la de Kiko Rivera en los 100 metros lisos.

Ya sabemos cómo se expresan los diversos portavoces del PP, por eso no es ninguna sorpresa oír lo que dicen, pero ¿y los portavoces de Podemos?. Yo, lo siento pero no aguanto ni 30 segundos oyéndolos, y más que por el fondo es por las formas.

Cada vez que tienen un micrófono delante te sueltan un encíclica papal. ¡Son unos brasas! y todos hablan igual. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dijo José Segura en su columna Filosofía Impura del 04-02-16, en este mismo blog, los discursos de los portavoces de Podemos son un coñazo.

Tal y como pintan ahora las cosas, la semana que viene tendremos dos votaciones para la investidura de Pedro Sánchez y no ganará ninguna. Esto supondrá que, de no mediar una sorpresa tipo la del gobierno catalán, el 26 de junio querrán que vayamos de nuevo a votar.

O sea, que como los votados el 20-D no han sabido gestionar lo que los votantes elegimos, pues tenemos que volver  a hacerlo y a ser posible, tenemos que votar mejor para no complicarles a ellos la existencia.

Se supone en unas elecciones que los “jefes” somos los electores por lo que los elegidos tendrían que realizar el trabajo que les hemos encomendado, pero resulta que no, que nos dicen que es muy difícil lo que les hemos encargado y cambiemos de opinión para ponérselo más fácil.

Y no solo eso.

Quieren que los electores cambiemos el panorama pero teniendo que elegir entre los mismos. ¡Hombre no!. Si quieren que volvamos a elegir al menos que no se presenten los mismos. Tendría que ser obligatorio que, en caso de tener que repetir unas elecciones, los candidatos fueran distintos a las anteriores. Ya que nos hacen volver a elegir, que al menos nos varíen el menú. Ya que nos están diciendo que no elegimos bien en su día, que nos den otras opciones a elegir, porque si nos ofrecen lo mismo, ¿por qué hemos de cambiar la elección?, y si volvemos a votar lo mismo, ¿qué harán estos mismos señores que ya han fracasado una vez?.

Podríamos entrar en un bucle sin fin, con elecciones cada seis meses.

Los que ahora no son capaces de llegar a acuerdos que no vuelvan a presentarse. Deberían ser declarados impresentables, porque realmente hay mucho impresentable hoy en día pululando por el congreso y el senado.

Igual luego se extrañan de que suba la abstención o que se diga que no nos representan, cuando lo raro sería lo contrario.

Es una pena la remesa de políticos que nos está tocando padecer últimamente. De los “viejos” ya teníamos noticias pero es que hay algunos de los “nuevos” que se las traen. Los “nuevos” están aprendiendo a hacer “vieja” política a toda velocidad si es que no la llevaban aprendida de casa.

Que si líneas rojas, que si condiciones “sine qua non”, que si veto a este o al otro, que o me das sillones o nada, que si tal o que si cual.

Que tengan en cuenta, como acertadamente dice el presidente, que “somos sentimientos y tenemos seres humanos”. Por favor.

@Rutiguer_JED

Gestos que salvan vidas

Escrito por informaValencia1 24-02-2016 en OPINIÓN. Comentarios (0)

Susana Gisbert

Permítanme que insista, como dice el anuncio. Pero voy a dar la lata una vez más con un tema recurrente. Con la esperanza de que de una vez me hagan caso. O no. Pero por intentarlo que no quede. Tal vez les parezca exagerado este título. Eso de salvar vidas con un gesto puede parecer muy peliculero. Pero sigan leyendo y verán como tampoco lo es tanto.
   
Porque hay gestos capaces de mucho, aunque parezcan pequeños. El otro día, alguien a quien no conozco personalmente me pidió que transmitiera a una compañera que había escrito un artículo sobre víctimas de violencia de género que su palabras habían devuelto la esperanza a una mujer, y que probablemente hubiera salvado una vida. Por supuesto, tras emocionarme, le transmití el mensaje a mi querida compañera, orgullosa en este caso de mi particular misión de Miguel Strogoff. Y ella, por supuesto, me dio rápidamente unas sentidas y emocionadas gracias, que la cosa no es para menos.
   
Pero si en estos últimos días ha habido un gesto que haya podido hacer mucho, ése ha sido el del cantante Alejandro Sanz. Independientemente de si a una le gusta más o menos su obra, hay que quitarse el sombrero ante tamaña hazaña. Parar un concierto ante miles de personas porque se ha vislumbrado una agresión de género denota tener un par de cataplines y un cerebro muy bien amueblado. Porque ese simple gesto ha supuesto visibilizar una pandemia que mata y veja a muchas mujeres y que parece solo importar a unos pocos.

Con su acción, nos ha dicho a todos que esto no es un problema doméstico, que no se queda entre las cuatro paredes de una casa y que todos podemos y debemos hacer algo. Y ha difundido ese mensaje entre personas en principio ajenas a este tipo de causas. Y, por si fuera poco, eso ha logrado la reacción de otros tantos artistas que han corrido a aplaudir su gesto. Así que me quito el sombrero, señor Sanz. Así se hace.
   
Y si de gestos hablamos, también me referiré a otros, éste de talante más cercano. Porque este año, la Diputación ha decidido incentivar a todas aquellas comisiones que luzcan en su monumento fallero, o en su casal, banderines y pancartas en contra de la violencia de género. Y ese pequeño gesto es mucho. Si tenemos en cuenta que en las fallas conviven varias generaciones, que hay mucha participación infantil, estaremos transmitiendo este mensaje de repulsa más que en varios programas divulgativos. Si a ello sumamos que nuestra fiestas son punto de atracción de miles de visitantes, de la tierra y también foráneos, españoles y extranjeros, estaremos expandiendo el efecto multiplicador. Y quizás esto mueva más conciencias que cualquier campaña institucional al uso. Que también cuenta, desde luego, pero que como vemos cada día no es suficiente. Como dice mi madre, toda piedra hace pared.
   
Aprovechemos el tirón del mundo del arte, fallero o no, para luchar contra esta tragedia. Como ya hacen muchos de nuestros artistas, y como deben seguir haciendo. Incluso hay una asociación, Non Stop, de la que ya hablamos en estas mismas páginas, que aglutina artistas y deportistas por esta misma causa.
   
No me pararé a dar más nombres. Seguro que a todos nos vienen  a la cabeza los de otros cantantes, músicos, actores, bailarines, pintores, escritores, directores de cine, o cualquiera otros artistas, que incorporan a sus obras un mensaje en pro de la igualdad y de condena de la violencia de género. Y esta es la vía. Que todos nos sumemos.
   
Gracias a Alejandro y a todos los artistas comprometidos a los que representa. Gracias a las fallas y a los falleros. Y gracias a todos los que no dan tregua. Todos sumamos. Y todo lo que podamos hacer es poco. Por ellas. Y por todos. Porque una sociedad libre de violencia de género es una sociedad mejor.

@gisb_sus