Márquez hace pole con una arriesgada estrategia en el GP de Argentina

Escrito por informaValencia1 18-04-2015 en Motor. Comentarios (0)

El piloto de Honda fue el más rápido con un tiempo de 1:37.873, con Aleix Espargaró y el italiano Andrea Iannone, segundo y tercero

MH/iV.com.- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), no dejó lugar a la duda y dominó con autoridad y una arriesgada estrategia los entrenamientos oficiales para el Gran Premio de Argentina de MotoGP que se disputará en el circuito de Termas de Río Hondo.

Márquez fue el único de los pilotos, junto a Aleix Espargaró (Suzuki GSX-RR), que optó por entrar en dos ocasiones a su taller para cambiar de moto y emplear así tres neumáticos traseros completamente nuevos. Con la dificultad añadida de realizar unos rápidos cambios de moto para no perder tiempo, consiguieron mejorar sus registros cada vez que regresaron a la pista.

Así, en la primera línea de salida compartirá la misma con el también español Aleix Espargaró (Suzuki GSX-RR) y el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici GP15).

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) fue el primero en tirar con fuerza al marcar un 1:38.485 en su segunda vuelta, pero encontró una rápida réplica en el campeón del mundo de MotoGP del equipo Repsol Honda, quien casi a continuación e incluso a pesar de pisar en varias ocasiones el arcén, rodó en 1:38.203.

En su segunda serie, de tres vueltas, Marc Márquez volvió a rebajar su tiempo y ahora sí que se acercó al récord del circuito (1:37.683) al rodar en 1:37.873, casi tras la estela de la moto de Aleix Espargaró (Suzuki GSX-RR), que se "plantó" segundo con un tiempo de 1:38.316, a algo más de cuatro décimas de segundo del campeón del mundo de Repsol Honda.

Jorge Lorenzo ascendió hasta la tercera posición al superar a Cal Cruchtlow por apenas treinta milésimas de segundo, pero en los minutos finales no aguantó el ataque de algunos de sus rivales, como el español Aleix Espargaró, el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici GP15) o el propio Crutchlow.

Si bien fue mera anécdota, el hecho cierto es que Jorge Lorenzo tuvo que regresar andando a su taller, al tener un problema técnico con su Yamaha YZR M 1 cuando practicaba la salida tras finalizar los entrenamientos oficiales.

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), líder del mundial, se tuvo que conformar con la octava plaza por delante de Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR) y Héctor Barberá se conformó con la duodécima plaza y el honor de ser el único piloto de categoría "Open" que se coló en la segunda clasificación.