informaValencia.com

LO QUE HAY

Agua para todos

Escrito por informaValencia1 19-01-2016 en LO QUE HAY. Comentarios (0)

Jose Segura/LO QUE HAY

Aún resuenan en Valencia y en otras ciudades mediterráneas los gritos de agricultores movilizados por el PP, que bajo el lema “Agua para todos” protestaban duramente contra la decisión del gobierno socialista de entonces de suprimir el proyecto de trasvase de agua del Ebro hacia las cuencas del sur, planteado por Aznar y sus ministros.

En España, las guerras del agua son recurrentes, que de tal calibre es la diferencia entre el norte húmedo y el sur cada vez más desértico. Las pertinaces sequías, que tan cachondo ponían al dictador, exponen con frecuencia a prueba tanto la solidaridad entre regiones como la evidencia deficitaria de las propias estructuras del Estado. Baste recordar las constantes polémicas entre Castilla-La Mancha y el País Valenciano por el trasvase, paulatinamente menguante, de agua del Tajo hacia la Vega del Segura. O las duras acusaciones que se cruzaron en su día entre Cataluña y nuevamente el País Valenciano a causa de aquel proyecto de trasvase desde el Ebro, que como era de esperar, nunca vio la luz.

Y como en toda guerra social o económica, siempre están ahí los políticos de baja estofa, aprovechando en su propio beneficio la ingenuidad y la miseria de los perjudicados.

Así, el bien vestido y corrupto expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, montó un pollo duradero a base de pagar todo tipo de logística –con dinero del erario público- para que sucedieran aquellas manifestaciones a las que me he referido al principio, de las que sacar el mayor rédito electoral.

Como respuesta, el entonces gobierno socialista, ministra Cristina Narbona al frente, creó la empresa Acuamed, cuya misión consistía en generar las infraestructuras necesarias para que el agua fluyera suficientemente en las cuencas mediterráneas. Y se crearon nuevas obras públicas, plantas desaladoras y otros minitrasvases con la intención de que las comarcas en permanente sequía recibieran agua de boca y de regadío con el suficiente abastecimiento.

Pero no, ni fue nunca suficiente ni tampoco se pusieron en funcionamiento la mayor parte de aquellas instalaciones. Se encargó de ello el gobierno de Rajoy que mantuvo paralizadas las plantas desaladoras durante años con excusas de lo más peregrino, que harían enrojecer a los usuarios de sistemas de depuración similares en Canarias o en otros países carentes del suficiente líquido elemento. Sólo a mediados del pasado año, cuando la guerra del agua vivió otra de sus cíclicas crestas, se pusieron en marcha cuatro de las desaladoras construidas. Pero, evidentemente, su aportación hídrica es insuficiente.

He usado toda esta larga introducción, simplemente para que los lectores recuerden brevemente el escenario en el que nació la empresa Acuamed, que fue ayer sufrió registros en varias de sus sedes por la Guardia Civil ante fundadas sospechas de corrupción. La corrupción habitual, esa de inflar el precio para repartírselo con los amiguetes. De momento solo han sido detenidos funcionarios que ocupan puestos desde el máximo nivel hasta el mediano en la empresa. Aunque también han sido registrados domicilios particulares y empresas adjudicatarias como Acciona y FCC, con la consecuencia de detenciones de directivos de ambas compañías.

Falta por conocer si existe implicación de políticos situados en el consejo de administración de Acuamed, cuestión que no ha ocurrido a la hora de escribir estas líneas, pero que no sería de extrañar.

Una vez más, la ley de la oferta y la demanda se mezcla con la corrupción que habitualmente buitrea alrededor de la escasez. En este país –como en tantos otros- siguen imperando el estraperlo, la comisión ilegal, el incremento injustificado del precio de las cosas y el robo de guante blanco.

Es como una terrible secuencia lógica en la que los gobernantes crean carencias, movilizan luego a los ciudadanos para que las protesten, plantean nuevas y dudosas soluciones, para acabar llevándose la pasta al ponerlas en marcha. Y este cuento no ha acabado.

Twitter: @jsegurasuarez

Griegos con mala leche

Escrito por informaValencia1 18-01-2016 en LO QUE HAY. Comentarios (0)

Jose Segura/LO QUE HAY

Cundió de inmediato la alarma, cuando las agencias de noticias españolas comunicaron en una noche de la pasada semana que tres bomberos sevillanos, cooperantes de salvamento para atender a los refugiados que acuden a Lesbos, fueron detenidos por la policía portuaria, acusados de tráfico de personas.

Noticias como esta, que corrió por Twitter como la pólvora, produjo no solo la natural indignación en España, sino también –me apuesto un millón de euros- duros pensamientos destinados a los antepasados muertos de esos desabridos policías, momentáneas maldiciones del estilo “Que les ayude su puta madre”, altos niveles de cabreo generalizado y, sobre todo, un apoyo mayúsculo y espontáneo a nuestros esforzados compatriotas.

Por lo visto, los policías portuarios griegos no se conformaron con acusar a nuestros bomberos de mafiosos traficantes de humanos, sino que además les aplicaron medidas antiterroristas durante la detención. Tratos inexcusables a los detenidos, calabozos infectos, acusaciones de posesión de armas –entendidas estas como las navajas obligatorias, presentes en todo equipamiento de salvamento- y otras lindezas más, denotan una actitud preocupante en ciertas autoridades griegas con aquellos extranjeros que acuden en su apoyo, para colaborar en el salvamento de los refugiados que se juegan cada día la vida en el mar.

Preocupante porque esa actitud denota un mal rollo impresentable entre algunos griegos, que en su agotamiento físico y mental ante la avalancha diaria de inmigrantes que llegan a sus costas, pegan patatas en el culo de otros para exorcizar su mala leche ante tan grave situación. Aunque se equivocan de culo y, en vez de dar las patadas a las autoridades europeas –que permanecen inalterables en su lamentable ausencia de decisiones-, se las han dado a unos bomberos sevillanos que solo fueron allí a echar una mano, jugándose la vida.

Y alarmante también, porque este suceso no hace más que trasladar a la opinión pública que al ya muy castigado país heleno le crecen los problemas por todas partes. A un país arruinado por sí mismo y recortado por la troika, se añade ahora el durísimo estrés de soportar prácticamente a solas, el esfuerzo y los costes de atender a los millones de refugiados que huyen de la guerra, lo que en Grecia es posible que se considere como una plaga bíblica en medio de tanta miseria propia.

Afortunadamente, el juez –se supone que de primera instancia- que ha tratado el asunto, ha liberado de inmediato a nuestros heroicos bomberos, salvo la imposición de una fianza de 5.000 euros a cada uno, por si a un juez de instancia superior se le ocurre abordar el caso de nuevo, que así parecen estar las cosas.

Se supone que los tres bomberos sevillanos volverán de inmediato a España. Aunque nada más ser liberados se pusieron a trabajar de nuevo en su misión de ayuda al necesitado.

Con este lamentable caso, la policía portuaria griega –al menos esa patrulla- se sitúa al mismo nivel desagradecido y envidioso de los agentes tercermundistas, que suelen pagar sus frustraciones, carencias e injusticias con los cooperantes extranjeros, como si estos fueran el enemigo. Queda claro que quien no admite la cooperación tampoco sabe colaborar. Así están las cosas de Grecia en estos momentos. Por el suelo.

Twitter: @jsegurasuarez

El Estado patina

Escrito por informaValencia1 12-01-2016 en LO QUE HAY. Comentarios (0)

Jose Segura/LO QUE HAY

A la multitud de veces que uno se avergüenza de ser español a causa de las arbitrariedades y meteduras de pata de nuestros gobernantes, se suma ahora que el propio Estado y su Agencia Tributaria, en voz de una de sus abogadas, hayan reventado la obligatoria solidaridad fiscal para defender el privilegio de una ciudadana VIP pillada presuntamente en pleno delito fiscal.

Así, cuando la abogada del Estado arguyó ayer –en el juicio del caso Nóos- que el lema “Hacienda somos todos” es solo un recurso publicitario sin valor jurídico alguno, no solo se cargó de un plumazo uno de los principios fundamentales del estado de derecho, como es la obligación fiscal de todos y cada uno de sus ciudadanos, sino que además cometió varios errores jurídicos, que como expublicitario, traigo hoy a la palestra para mejor información de los lectores –en su papel de consumidores-, de los empresarios anunciantes y de los profesionales de la publicidad.

Con el fin de no convertir en farragosa la lectura, omitiré los artículos concretos de las diferentes leyes en las que apoyo mi denuncia, así como tampoco reproduciré textualmente sus contenidos, porque no acabaríamos nunca. Pero sí citaré las leyes ad hoc para este lamentable caso.

Para empezar, la Constitución Española define, prácticamente al principio de su articulado, la obligación de que todos los ciudadanos españoles colaboremos en el sostenimiento del estado a través del cumplimiento de nuestras obligaciones fiscales. Luego “Hacienda somos todos”, más que un eslogan, es un mandato constitucional. De momento, 1-0.

Además, de la Ley General de la Publicidad, en su referencia a la publicidad engañosa y a partir de las muchas sentencias habidas en este sentido, se deduce claramente que las promesas incluidas en un anuncio suponen un contrato entre la empresa que lo emite y los destinatarios del mensaje. Y los contratos sí tienen valor jurídico. Sigue el partido y ya vamos 2-0.

Y termino citando la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios que explicita que el contenido de la publicidad puede ser exigido por los consumidores, por lo que lo que las prestaciones, las condiciones o las garantías indicadas en un anuncio se pueden reclamar. Nuevamente se demuestra que un anuncio es un contrato, cuyo incumplimiento permite acudir a la justicia a quien se sienta perjudicado. Señora abogada del Estado: el partido ha terminado y usted ha perdido por 3-0.

Y doy por perdido el partido a la mal informada abogada del Estado, porque analizando su planteamiento, deduzco que como todo jugador prepotente y galáctico se ha creído que Hacienda está por encima de los ciudadanos, cuando en realidad es solo el instrumento con el que nos hemos dotado para la administración de los recursos económicos comunes. Nada más. Y nada menos.

En mi experiencia de más de 40 años trabajando como publicitario, he sido testigo directo o indirecto de los desmanes cometidos en muchas campañas, pero también de que la auténtica creatividad permite elogiar las bondades de un producto, servicio o institución sin saltarse la verdad ni llevar al huerto a los ciudadanos.

De ahí mi indignación con esta abogada que no ha encontrado inconveniente en disparar un pepinazo a la línea de flotación del Estado al que representa, negando que nuestra soberanía recae sobre todos nosotros, al igual que todos tenemos la obligación de colaborar a mantenerlo.

Y es que hay veces que ante semejantes posiciones de representantes oficiales del Reino de España –que nos van dando razones para que exijamos la República para ya-, dan ganas de mandarlo todo al carajo y hacer la maleta. Qué país.

Twitter: @jsegurasuarez

La ilegítima doctrina Botín

Escrito por informaValencia1 11-01-2016 en LO QUE HAY. Comentarios (0)

Jose Segura/LO QUE HAY

Ya estamos acostumbrados a que, con alguna frecuencia, se dicten sentencias o se siente jurisprudencia sobre casos flagrantes, ocasionando situaciones legales pero ilegítimas que dejan a la Justicia a los pies de los caballos.

Uno de estas vergonzosas sentencias es la doctrina Botín –así bautizada por el caso del famoso banquero que evadió presuntamente una pasta que no era suya-, que de manera muy resumida significa que se pueden sobreseer los casos en los que la fiscalía y los perjudicados eximan al presunto culpable por delito fiscal, no bastando con la inculpación de la acusación popular.

Queda así el pueblo llano expulsado de llevar ante los jueces a potenciales delincuentes, que por haber llegado a acuerdos con fiscales y damnificados, se van de rositas con sus presuntos delitos solo procesados por las hemerotecas.

De esta manera, todos aquellos poderosos que delincan, podrán pactar con fiscales politizados u obedientes al sistema y acallar a sus víctimas, quedando la ciudadanía sin más derecho que el pataleo.

Por eso debemos luchar para que, como un detalle más del profundo cambio que requiere nuestro sistema judicial, desaparezca esa doctrina Botín que ofende los sentidos, en especial al relacionado con la percepción de los malos olores.

Otra cosa diferente, es que algunas de las acusaciones populares inmersas en la doctrina Botín se hayan promovido a través del pseudo sindicato ultraderechista Manos Limpias, situación esgrimida por pretendidos progresistas para disculpar el archivo de casos que deberían producir auténtica alarma social.

Pero, una vez más, no debemos confundir el fuero con el huevo, entendiendo el primero como el derecho indiscutible por naturaleza y el segundo como la casualidad de que gente de dudosa ética haya promovido acusaciones.

Lean, si les apetece, los detalles que rodean la acusación contra la Infanta Cristina, en relación al caso Nóos, piensen en la posibilidad de que salga del tribunal por la puerta grande y opinen en consecuencia. Piensen también si es legítimo cometer un delito fiscal por amor. Yo ya lo he hecho.

Twitter: @jsegurasuarez

Morir en presente continuo

Escrito por informaValencia1 05-01-2016 en LO QUE HAY. Comentarios (0)

Jose Segura/LO QUE HAY

No ahora mismo. O sí. Puede que fuera ayer, hoy o mañana. Ocurrirá en cualquier momento como algo que se ha convertido en habitual y contamos con ello porque es consustancial, irremediable.

Así, sin solución de continuidad, hemos migrado de un año al siguiente. Y no ha cambiado nada. Todo sigue igual.

Apenas terminábamos el año contando víctimas de la violencia machista, cuando el nuevo año nos trajo otras nuevas, para que empezáramos la cuenta de nuevo, sin respiro, sin tiempo siquiera para reponernos del horror del reciente pasado.

Los asesinatos de mujeres por sus parejas disparan un presente continuo que debemos desterrar de nuestras vidas con urgencia. Ya no nos caben más calificativos en nuestra mente, ni sabemos cómo calificar este terror doméstico con palabras que no hayan quedado devaluadas por exceso de uso.

Este maldito e incesante presente, cuyo deseo de final cuenta con el apoyo de la mayoría de los ciudadanos, que genera homenajes, duelos oficiales, minutos de silencio y cantidades ingentes de mensajes en las redes sociales, necesita pasar con urgencia a un estadio superior que acabe con esta sangría.

Mientras, en otro escenario de presente continuo como es la política en su forma más repugnante, el de la inacción, andan los partidos políticos jugando a sus asaltos al poder, con sus dimes, diretes, puñaladas y otras pérdidas de tiempo por el estilo. Aunque las mujeres sigan muriendo asesinadas. Sin que el gobierno en funciones tome alguna medida extraordinaria –por mucho que pretendan ampararse hipócritamente en la obligada cotidianeidad de su gestión de mantenimiento- ni el resto de partidos manifiesten piedad alguna ante semejante masacre.

Me angustia este presente continuo bañado en sangre. Me lleva al extremo de gritar, sin palabras, con un ronco alarido sin más significado que el puramente emocional. Ya no me quedan razonamientos. Sólo reproches hacia todos aquellos que pudiendo hacer algo contra la violencia machista, permanecen impasibles porque ya se han acostumbrado.

Twitter: @jsegurasuarez