informaValencia.com

Ciencia

El solsticio de Capricornio, tiempo de Saturno y de loterías

Escrito por informaValencia1 17-12-2015 en Ciencia. Comentarios (0)

Entre el 17 y el 22 de diciembre, se celebraban en Roma las Saturnalia, fiestas en honor a Saturno, el dios que personifica el invierno

Adela Ferrer/ASTRÓLOGA

Estas fiestas se remontaban a épocas remotísimas ya que, en su origen, Saturno era el dios de la agricultura y se contaba que, tras ser destronado del Olimpo por Júpiter, Saturno vivió en el Lacio italiano siendo un gobernante próspero y civilizador que enseñó a los aborígenes los secretos de la agricultura e implantando leyes en una época feliz que recuerda al paraíso terrenal bíblico. Época llamada “La Edad de Oro” que todos añoraban.

Durante los días de las saturnales Roma era invadida por una alegría desenfrenada, recuerdo de la vivida bajo el reinado de Saturno. Durante estas fiestas se suprimían las diferencias sociales. Todos eran iguales y hermanos. Se cerraban los tribunales, escuelas, tiendas, la gente se abandonaba a toda clase de bromas, todo estaba permitido a todos. Los romanos ricos acostumbraban a tener la mesa completamente llena para cualquiera que se presentara en su casa

Se organizaban diversiones populares de todo tipo, entre las que destacaban las loterías y los juegos de azar, dedicados a Opis, diosa de la abundancia y esposa de Saturno. El día de la diosa era el 19, el de los juegos de azar.

Ése era el día de los esclavos que participaban de la fiesta y, gozando de completa libertad, se vestían con los trajes de sus amos, quienes debían servirles incluso en la mesa; podían comer y beber cuanto desearan.

Además, tenían lugar los mejores juegos en el Circo, a los que asistía gratuitamente todo el pueblo.

Como las saturnalia eran una fiesta de alegría para los romanos y especialmente para las clases más necesitadas, el cristianismo, con el fin de santificarlas, colocó las fiestas de Navidad durante ésa época.

El árbol de Navidad

Escrito por informaValencia1 15-12-2015 en Ciencia. Comentarios (0)

Se puede relacionar con los cultos paganos de adoración arbóreo-vegetales


Adela Ferrer/Astróloga

No es casual que el árbol de navidad se haya impuesto tan profundamente en el propio seno del cristianismo, ya en la Biblia aparece el “Árbol de la Sabiduría, del Bien y del Mal” en el centro del Edén.

En otras religiones encontramos el “Árbol de Açvattaha” de los hindúes; el árbol paradisiaco “Haoma” de los persas; en la mitología griega, “el árbol de las manzanas de oro del Jardín de la Hespérides” o el el “Árbol del Vellocino de Oro” de Jasón y, en el Nuevo Testamento, la correlación entre el árbol del Edén y el Árbol de la Cruz.

Desde el punto de vista mitológico-religioso no puede decirse que sea un azar que un árbol sea protagonista de la fiesta de Navidad.

Para los nórdicos, el árbol era el centro del universo. Para los germanos, la vegetación también estaba asociada con la agonía mortal del sol.

Los antiguos indoeuropeos observaban que hacia la mitad del invierno el sol quedaba inmóvil cerca del oriente meridional y luego se elevaba paulatinamente. A este fenómeno astronómico se lo conoció como el día del solsticio (sol detenido).

Para evitar que el sol se quedase detenido, encendían velas, prendían leños en sus chimeneas e iluminaban los árboles; esta iluminación durante las largas noches solsticiales actuaba como una especie de magia imitativa que intentaba revivir al sol. Por lo tanto, en la mentalidad arcaica, los árboles iluminados no sólo eran símbolo de fertilidad, sino de renacimiento solar.

Todo apunta a la sacralización de la vegetación por lo que debemos relacionar el árbol de Navidad con los cultos paganos de adoración arbóreo-vegetales y es muy posible que el árbol del solsticio no sea sólo un símbolo de renacimiento solar o vegetal, sino también un símbolo cósmico.


Insignes astrólogos: la Ciencia y la Santa Inquisición en el siglo XVI

Escrito por informaValencia1 13-12-2015 en Ciencia. Comentarios (0)

Tycho Brahe se llevó toda la fama, mientras Jerónimo Muñoz cardó también la lana

Adela Ferrer/Astróloga

El 14 de diciembre de 1546, y en el seno de una aristocrática familia danesa, nacía Tycho Brahe, uno de los más grandes astrónomos de la Historia.

El 11 de noviembre de 1572, Brahe observó un hecho que le concedería la fama mundial: Pese a que desde la antigüedad todas las esferas del firmamento se habían considerado inmutables, un brillo inesperado apareció en la constelación de Casiopea.

Otros astrónomos coetáneos consideraron que se trataba de un evento por debajo de la esfera lunar (según el modelo aristotélico), pero las observaciones durante los meses siguientes llevadas a cabo por Tycho Brahe demostraron que se trataba de una nueva estrella fija situada en la misma esfera que estas.

Tycho llegó a esa conclusión apoyándose no sólo en sus cálculos y observaciones, sino también –y como él mismo cita en sus escritos- en la obra de un español, Jerónimo Muñoz, un insigne científico valenciano hebraísta, astrólogo y geógrafo cuyos cálculos también utilizaba Galileo.

Muñoz era catedrático de matemáticas y astrología en Valencia. En 1572 el rey Felipe II le solicitó el estudio del fenómeno de la supernova, trabajo del que surgió su “Libro del nuevo cometa”, en el que hacía una defensa de las teorías de Copérnico, siendo el primer científico que propugnó el abandono de la cosmología antigua y su sustitución por la idea de un Universo infinito.

Esta teoría chocaba frontalmente con la doctrina católica de la inmutabilidad de la Creación Divina, por lo que la Inquisición comenzó a investigar a este sabio de ascendencia judía que, prudentemente, se marchó de Valencia para ocupar en 1578 la cátedra de astrología en Salamanca y que en lo sucesivo dejó de publicar teorías que supusieran un peligro para la salud de su alma y de su cuerpo. ¡Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho!

Nace otro primate dril en Bioparc

Escrito por informaValencia1 06-11-2015 en Ciencia. Comentarios (0)

Se trata de un primate poco conocido que se encuentra en situación crítica, con una población estimada en su hábitat natural de 3.000 individuos. El nacimiento supone una llamada de atención justo el fin de semana que Valencia es el centro sobre el cambio climático

CDDYA.- En el bosque de ribera de África ecuatorial ha nacido una nueva cría de dril (Mandrillus leucophaeus), y ya son cinco en siete años, lo que supone un motivo de orgullo para el equipo técnico de BIOPARC Valencia. En este hábitat "multiespecie" vive un grupo de estos amenazados primates, rodeados por sitatungas, hipopótamos pigmeos, cercopitecos, pelícanos y gansos del Nilo. El grupo está formado por ocho individuos, incluida la nueva cría, lo que convierte a BIOPARC en uno de los pocos recintos europeos que tienen más de siete ejemplares. Estos grupos están compuestos por un macho dominante, las hembras y sus descendientes. BIOPARC está contribuyendo activamente a su conservación, tanto in situ, con los proyectos de la Fundación, como ex situ, con el programa de reproducción.

En esta ocasión los progenitores son el macho, Rafiki, que llegó en septiembre de 2007 del Zoo de Hannover (Alemania) y la hembra Abuja que se trasladó en febrero de 2008 desde Port Lympne Animal Park (Reino Unido). Estos nacimientos son un éxito dentro del EEP (Programa europeo de reproducción en cautividad de especies amenazadas), cuyo objetivo es garantizar la pervivencia de la especie y convierten a BIOPARC en un "aliado" de la conservación de la biodiversidad de la naturaleza.

Los driles habitan en Camerún, Nigeria y la isla de Bioko (Guinea Ecuatorial) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), considera que esta especie es una de las más amenazadas de primates africanos, con unos 3.000 ejemplares en estado silvestre según la asociación “Save the Drill”.

Bastante desconocidos frente a sus "parientes" los mandriles, presentan un morro alargado y dotado de enormes caninos que les confiere un aspecto “feroz", especialmente al macho que, además, porta una preciosa melena similar a la del león. De pelaje marrón grisáceo teñido de verde aceituna, los machos resaltan en la espesura de la selva por el característico colorido de la zona perianal que se muestra sonrosada con un llamativo azul y violeta y también por “la pincelada” rojiza justo debajo del labio inferior.

Fundación BIOPARC, ha colaborado varios años en un significativo proyecto de recuperación y reintroducción de driles en el Santuario de la Montaña de Afi, en Nigeria dentro de sus acciones de conservación in situ.

Takaaki Kajita y Arthur B. McDonald, Nobel de Física 2015

Escrito por informaValencia1 06-10-2015 en Ciencia. Comentarios (0)

Por sus investigaciones sobre las oscilaciones de los neutrinos que demuestran que estas partículas tienen masa

Redacción iV.com/Ag.- El japonés Takashi Kajita y al canadiense Arthur B. McDonald, investigadores de la Universidad de Tokio, Japón; y del Queen's University Kingston, han obtenido el Premio Nobel de Física de 2015 que les ha sido concedido por sus investigaciones sobre las oscilaciones de los neutrinos que demuestran que estas partículas tienen masa, según ha anunciado este martes la Real Academia de las Ciencias Sueca.

La Fundación Nobel ha concedido el premio Nobel a Kajita y a McDonald por sus "contribuciones a los experimentos que demostraron los cambios de identidad de los neutrinos, lo que implica que tienen masa", tal como ha anunciado la comisión que entrega los Nobel.

"Este descubrimiento ha cambiado al mismo tiempo nuestro entendimiento de la parte más intima de la materia y puede ser crucial para nuestro entendimiento del Universo", ha proseguido este comité.

Las investigaciones de Kajita y McDonald

Con el cambio de siglo Kajita descubrió que neutrinos de la atmósfera pasaban de una identidad a otra en su camino hacia el detector Super-Kamiokande, observatorio de neutrinos japonés.

Mientras, un grupo de investigadores canadienses liderado por McDonald demostraba que los neutrinos del sol no desaparecían en su camino hacia la tierra y que podían ser captados con una identidad diferente al llegar al Observatorio de Neutrinos de Sudbury, localizado en Ontario.

Kajita nació en 1959 en Higashimatsuyama (Japón) y se doctoró en 1986 en la Universidad de Tokio, de la que es catedrático y donde dirige el Instituto de Investigación de Rayos Cósmicos.

McDonald, nacido en 1943 en Sydney (Canadá), se doctoró en 1969 en el Instituto de Tecnología de California, en Pasadena (Estados Unidos), y es catedrático emérito de la Universidad Queen's de Kingston, en Canadá.

Los dos galardonados se repartirán la dotación económica del Nobel de Física, 8 millones de coronas suecas (unos 855.000 euros o 960.000 dólares).

También este martes se falló el Premio Nobel de Medicina que recayó en los investigadores William C. Campbell (Irlanda y Satoshi Omura (Japón) por sus descubrimientos contra enfermedades parasitarias, y para la científica china Yuoyou Tu, por su trabajo en terapias contra la malaria.

Campbell, Omura y Tu

Asimismo, la Fundación Nobel ha concedido el premio Nobel de Medicina o Fisiología a William Campbell (Irlanda) y a Satoshi Omura (Japón) por sus trabajos en el diseño de terapias contra lombrices causantes de la elefantiasis y a Youyou Tu (China), por sus investigaciones en terapia contra la malaria. Tu es la primera persona que ha conseguido el Nobel de Medicina en China.

"Los dos descubrimientos le han dado a la humanidad unas poderosas herramientas para combatir unas enfermedades discapacitantes que cada año afectan a cientos e millones de personas", ha explicado el comité. "Las consecuencias favorables en términos de salud humana y reducción del sufrimiento son inconmensurables".

"Los trabajos de Campbell y Omura nos han dado terapias revolucianarias contra elefantiasis y la ceguera de río (vídeo del trabajo de Omura aquí), mientras que los de Youyou Tu han sido un importante avance contra la malaria", han añadido desde la Fundación Nobel.

Con la entrega de estos premios, la fundación ha considerado que estas investigaciones les han convertido en «las personas que han hecho el descubrimiento más importante dentro de la fisiología o la medicina», tal como han anunciado en el Instituto Karolinska, en Estocolmo.