informaValencia.com

Marzá discrimina a los alumnos de las universidades privadas

La restricción que entrará en vigor el próximo curso dejará sin más de un millón de euros en ayudas a unos 3.000 alumnos de grado valencianos

MH.- Los estudiantes de las universidades privadas valencianas dejarán de optar a las ayudas complementarias a las becas del Ministerio de Educación que ofrecía la Generalitat Valenciana y a las que tenían acceso hasta el curso pasado. Así lo corroboró ayer el conseller de Educación, Vicent Marzà, acompañado por el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, la directora general de Universidad, Investigación y Ciencia, Josefina Bueno, durante la presentación del programa de becas universitarias de la Generalitat para el próximo curso 2016-17 que nace con el doble objetivo de "bajar las tasas a aquellos que realmente lo necesitan" y que ningún estudiante no pueda acceder o "se quede fuera de la universidad por razones económicas".

Un objetivo que se espera alcanzar con una inversión de 23 millones de euros, 6,5 más que en 2015, un aumento que roza el 40 %„, de los cuales 4,8 millones se destinarán a eximir del pago de matrícula a los alumnos con menos ingresos.

Una sexta parte del incremento de las ayudas de la Generalitat, más de un millón de euros, se obtendrá al excluir al alumnado de las cuatro universidades privadas de la Comunitat de las becas del Consell. El próximo curso sólo podrán acceder a las ayudas los alumnos del grado de Veterinaria, al no ofertarse dicha titulación en el Sistema Universitario Público Valenciano (Supv).

En la última convocatoria resuelta, la del curso 2014-15, un total 3.121 alumnos de grado de centros privados, dos de cada tres de ellos de la Universidad Católica de Valencia„ recibieron ayudas de la Generalitat en forma de: 153 becas de exención de tasas que cubren el precio público del grado, 28 ayudas Erasmus y 2.940 becas complementarias a las del Ministerio de Educación para cubrir el incremento del tramo autonómico de las tasas universitarias públicas, que es el tercero más caro de España. El ocho por ciento de los becarios de la Generalitat va a la privada.

El máximo responsable del Departamento de Educación justificó esta decisión asegurando que su intención es abarcar "el máximo número de estudiantes posible" y que, por tanto, en su mano solo está la posibilidad de reducir las tasas de las universidades públicas que son las que dependen directamente de su gestión. "El 84 por ciento de los estudiantes se forma a través de la educación pública y, además, es ahí donde nosotros podemos realizar una política de rebajar las tasas, que es lo que habíamos dicho que íbamos a hacer", recalcó.

A pesar de estas afirmaciones, el nuevo equipo de Educación pretende justificarse al afirmar que su incremento de un 40 por ciento en becas universitarias responde a su promesa electoral de reducir las tasas cuando, en ningún caso, se garantiza que estas ayudas puedan llegar a todos los estudiantes universitarios.

Por su parte, Soler quien aseguró que la ayuda complementaria, que ahora suprimen, apenas suplía parte de la matrícula en una universidad privada, sentenció que ellos no pueden hacer frente a las necesidades de aquellos alumnos que por nota de corte o escasa oferta no pueden acceder a la titulación que desean cursar en la pública y acaban haciéndolo en la privada.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: